jueves, 19 de marzo de 2015

Tipos de helecho

¿Que en un helecho ? 



                                                 losinvestigadoresdelaflora.blogspot.com


Los helechos son plantas sin flores ni semillas. Pertenecen al grupo de las pteridofitas y necesitan agua para completar su ciclo biológico. Son plantas vivaces, originarias de zonas tropicales y ecuatoriales húmedas, así como de regiones con clima de tipo mediterráneo. En este artículo se detallan sus características generales, plagas y enfermedades y sus tipos más comunes.

Características generales de los helechos

Los helechos son plantas que se caracterizan por unas hojas estrechas o frondes, un tallo subterráneo y una particular reproducción por medio de receptáculos denominados "esporangios", que permiten la multiplicación de la especie. Estas plantas, que forman parte del grupo de las vivaces (su tallo dura solo un año, pero mantiene partes subterráneas de las que brotan tallos nuevos al año siguiente), se pueden cultivar tanto en interior como en exterior.

Un buen sustrato para el helecho es el compuesto por una base de mantillo o turba y tierra suelta y porosa


                                                                  www.chlorischile.cl

Sus numerosas variedades provienen de bosques umbrosos y matorrales de zonas lluviosas y terrenos pobres de las regiones mediterráneas, tropicales y ecuatoriales. Para su cultivo óptimo, se deben resguardar del sol intenso y de la sombra total. Respecto a la temperatura, esta debe oscilar entre 12 y 18°C.

El sustrato debe tener en todo momento un grado de humedad moderado, por lo que se deben utilizar mezclas con elevada capacidad para almacenar agua. Una opción adecuada sería un sustrato compuesto por una base de mantillo o turba y tierra suelta y porosa.
En cuanto al riego, si es excesivo y el compost se satura, los frondes se vuelven marrones, caen y, en ocasiones, la planta muere. Si es escaso, puede provocar su deshidratación. Para evitarlo es aconsejable vaporizar sus hojas dos veces al día, sobre todo, si el clima es cálido.



                                                                 www.ellashoy.com


Plagas y enfermedades

Una de las plagas más habituales de los helechos son las cochinillas. Cuando estos pequeños insectos atacan a las plantas y excretan su melaza en las mismas, los frondes se deforman y se tornan pegajosos.

Otro enemigo del helecho es el nematodo foliar (Helenchoides fragariae). En este caso, su acción dañina se reconoce por el color pardo rojizo de la base de los frondes.
Ciertas bacterias pueden causar, además, necrosis en las hojas más jóvenes, mientras que otras, como el pythium, atacan las raíces de las plantas jóvenes.

Algunos virus son los responsables de graves deformaciones foliares. El impatiens necrotic spot tospovirus puede provocar manchas necróticas foliares en forma de anillos.

Tipos más comunes

Entre los helechos más conocidos y cultivados destacan las siguientes especies: lengua de ciervo (Phyllintis scolopendrium), cuerno de alce (Platycerium bifurcatum), blecno (Blechnum gibbum), culantrillo (Adiantum capillus) y nido de ave (Asplenium nidos).


EL NIDO DE AVE:   proviene de India y Australia y dispone de frondes enteros, ovado-lanceolados, que nacen juntos. Se cultiva en invernaderos climatizados. No soporta los ambientes muy secos y es una especie idónea como planta de interior.




EL CULANTRILLO: es uno de los helechos más delicados. Sus frondes son cortos,  anchos y muy livianos. Precisa de un nivel alto de humedad, tanto en la tierra como en el ambiente, y es muy sensible a las corrientes de aire.


                                                                plantas.facilisimo.com

EL BLECNO: tiene hojas de aspecto recio y necesita una maceta grande porque sus rizomas crecen de forma muy vigorosa. No conviene vaporizarlo con agua, porque las hojas se estropean. Para mejorar su grado de humedad, la opción más apropiada es colocar recipientes de agua alrededor de la planta.



EL CUERNO DE ALCE: El nombre de la variedad se debe a la forma de sus frondes, anchos y muy divididos. Además, sus hojas son fértiles y colgantes. Soporta bien la sequedad del aire, debido a la escamosidad grisácea que recubre sus frondes. Por esta razón, nunca se deben limpiar sus hojas. Las hojas de la lengua de ciervo, por su parte, son lanceoladas y tienen los márgenes ondulados.

                                                                      casadiez.elle.es




Fuente: http://www.consumer.es/web/es/bricolaje/jardin/2001/07/12/41831.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario